2008-07-10




Son tuyos mis sueños, mis huesos, mis complejos,
mi torpeza que no me abandona, mis palabras a medias,
mis ilusiones tímidas, mis gestos, mi inseguridad,
mi carácter, mi valentía, mi mirada vacía,
mi reflejo avergonzado en el espejo,
mi alma vieja, corroída por desuso.
Mi café de la mañana
que no sabe a nada sin ti.

3 comentarios:

ALGO dijo...

hola niña, aquí pasando a visitarte, cómo estás?(traje algunos tildes pero no te emociones ;P)
uii quería escuchar la song q tienes en el post pero te cuento q hay duendes tontitos en mi casa q le hacen cosas a la compu...en fin no tengo audio, pero bonito lo q escribiste, y la foto,y bueno, bonita noche bonita :)

Jorge Ampuero dijo...

Preciso, desafiante, contundente, hermoso...donde confluyen la entrega y nuestro rendido anhelo de pertenencia.
Me quedo con estos últimos versos:

"Mi café de la mañana
que no sabe a nada sin ti".

Un abrazo...

Leanro Lucas Manoni. dijo...

Regreso y caigo en éste texto.
Bello regreso.
Y linda tu música!!

Abrazos!