2008-09-01

Sabré descender sobre el pasto húmedo
mojando el olvido con lágrimas nuevas.

Cuando las sombras devoren la tarde,
en una espina del naranjo,
te dejaré colgado un hasta luego.

5 comentarios:

Pequitas dijo...

y al emerger el alba
mi humedad se hará visible<

paula varela dijo...

descender sobre el pasto húmedo
seguramente llena de frescura!

eika dijo...

Chicas, mis palabras son suyas, si de la continuidad surgen finales placenteros.

Un abrazo fuerte a ambas!

Leanro Lucas Manoni. dijo...

Eika, una vez más, mis aplausos.
Disfruto cada vez que paso.

Un abrazo.

vk - mas alla de mi dijo...

Nuestras lagrimas nunca humedecen aquello adornado en rocio, solo se pierden entre las lagrimas de la tierra que nos acompaña en el llanto