2008-10-27



El recuerdo desafía mi conciencia y me vence.
La derrota es el bálsamo que alivia las quemaduras del ego.
De vez en cuando renace en mis entrañas el deseo de entregarlo todo y sucumbir libremente en el jardín infinito del fracaso, disfrutar del sosiego de regresar a casa de madrugada, con arena en los bolsillos y el capullo de un sueño entre las estrellas.


♫ Me falta una verdad, me sobran cien excusas ♪

4 comentarios:

JAGA dijo...

Sé que me has enseñado más de lo que esperaba, pero.... algún día me enseñaras a escribir asi? Sé que soy un caso perdido, pero es que tengo tantas cosas que me están ahogado últimamente... Te necesito, insisto: el vino, la música y tus "no sé".

TQM

Pequitas dijo...

a todos nos pasa...




*pero que lindo escribes
=)
Joaquin me mata :s

eika dijo...

Mi lindo... gracias por escribirme por aquí. Tú sabes que cuando haces un esfuerzo, te salen textos bonitos :).

Ya te extraño muchooooooo. Quiero verteeeeee.

--

Pequitas, grazie :) Joaquín no me mata, pero es bien preciso, eso no se puede negar jeje.

Beso.

Arquitextista dijo...

Arena en los bolsillos
para conservar el equilibrio.