2008-11-16


A Gabriel...



Un destello que se apaga forzosamente.
Se me ocurre pensar que a partir de ahora amanecerás en cada sol.
Y que allá en cielo, con tu luz,
un inmenso jardín reverdece.

7 comentarios:

Pequitas dijo...

he visto y oído este post
y algo raro tiene...
es idea mía o está nublado?
¬¬



____________________fuerza Eika!!

eika dijo...

Nubladísimo, con posibilidades de tormenta :P
Pero es lluvia limpia, que alivia, que sana!

Tania dijo...

Y es que todo sana, menos no aceptar el dolor.
Admirable, Eika
Un beso fuerte!

Ximena de Tavira dijo...

Gabriel debe estar verde de gusto.

Arquitextista dijo...

A ti...


Hundo mi dedo en tu palmar:
hago notar nuestra existencia;
que mientras seamos de respiros
no nos ahogaremos de aire.

Nada podrá fatigarnos.


Cariños.

eika dijo...

Tania, gracias linda, muchas gracias!

--

Ximena, eso espero :)

--

Arquitextista, Qué lindo, qué hermosas palabras. Me encantó.
Cariños recibidos, y enviados de vuelta ;)

Cynthia Lopes dijo...

Lindo poema composto por sensívis e ternos versos de saudade e verdadeira sublimação. Mis saludos...